Generalidades acerca del audio en alta definición

En la actualidad el uso del sonido de alta resolución está creciendo extensamente en los últimos años, cada vez hay más fabricantes de música y sellos discográficos, especialmente los que venden mediante de Internet.

El audio en alta definición es el que debe tener si desea disfrutar música con la máxima calidad posible. Existen fundamentos técnicos que justifican la existencia del audio en alta resolución, las cuales indican que su calidad debería ser mayor que la que brinda el CD.

Audio de alta definición o resolución

Es aquel que se reproduce con la máxima fidelidad, tal y como el artista lo ha diseñado, así como el cerrajero reproduce un duplicado fiel y exacto de una llave original.

La asociación de consumidores de electrónica, el grupo de entretenimiento digital y la academia de grabación, junto con las etiquetas de registro, define el audio de alta resolución como audio sin pérdida.

Siendo capaz de reproducir, el más alto nivel de sonido de grabaciones que han sido masterizadas, desde algo mejor que las fuentes de calidad de música del CD, de manera diferente a la de alta definición en video, para audio no hay un único estándar universal para ser reproducido.

Sonido de alta resolución

Para que se pueda entender de una manera práctica y sencilla la calidad que nos brinda el sonido de alta resolución, se recomienda repasar como se almacena la música en los CD que todos reconocen.

Estos discos, muy distintos a los de vinilos, permiten guardar información en el dominio digital, mientras que los discos de vinilo son analógicos.

Esto quiere decir que la música de un CD esta codificada en forma de unos y ceros, exactamente de la misma forma que la información que se tiene en el disco duro de nuestro ordenador, que también es digital.

Un CD no tiene capacidad infinita, el tamaño de las diminutas muescas que vemos en su superficie y el espacio que separa cada una de ella, revela cuanta información es capaz de albergar, de una manera simplificada, esto es lo que diferencia al CD, el DVD y el Blu-ray Disc.

Punto de partida de esta nueva tecnología

Si se presupone que al incrementar la resolución, la frecuencia de muestreo, o incluso, los dos parámetros a la vez, al pasar la señal analógica al dominio digital, se puede reconstruir la señal analógica original con más precisión, y realmente es así.

Es por este motivo las especificaciones empleadas habitualmente en los formatos de audio de alta resolución son 24 bits y 96 kHz o bien 24 bits y 192 kHz.

Las dos opciones, sobre el papel, deberían permitirnos recrear la señal continua original con más precisión que los 16 bits y 44,1 kHz del CD, o, lo que es lo mismo, desecharan menos información de la toma original del sonido.

Además, al subir la resolución hasta los 24 bits se acrecienta la gama dinámica y mejora la relación señal-ruido, la resolución empleada habitualmente en los formatos de alta definición es de 24 bits, y la frecuencia de muestreo 96 kHz o 192 kHz.

error: Content is protected !!