Conoce la impedancia en el mundo del audio

La impedancia es uno de los términos más comunes cuando se va a invertir en un dispositivo de audio, ya asean amplificadores, pre-amplificadores, monitores de audio, micrófonos, etc. La impedancia es un término que se asemeja a la resistencia que brinda un circuito eléctrico al paso de la corriente. 

En este apartado explicaremos un poco acerca de la impedancia y la importancia de este término en la calidad del sonido de los diferentes dispositivos que existen actualmente en el mercado, ya sea por un tema de entretenimiento o de seguridad. 

La impedancia es un término que se relaciona con la resistencia eléctrica pero no son los mismo, la resistencia eléctrica es la oposición que muestra una parte del circuito eléctrico es el movimiento de los electrones y la impedancia es un concepto extendido de resistencia a los circuitos de corriente alterna, posee magnitud y fase. 

Influencia de la impedancia en los altavoces

La impedancia es uno de los términos más complejos en el comportamiento de las cajas acústicas de los altavoces, otros conceptos dentro del mundo del sonido suele ser un poco más intuitivo a diferencia de la impedancia. 

Por ejemplo en el ámbito de las alarmas para nuestro hogar, es vital que tanto el creador del dispositivo como el cerrajero Sevilla profesional conozcan este término ya que gracias a la frecuencia del sonido del mismo será posible detectar la intrusión de algún ladrón a la propiedad. 

En el mundo de los altavoces y los auriculares la impedancia nos muestran cómo se comportan o la oposición presente ante el paso de la corriente eléctrica, este parámetro varía comúnmente según la frecuencia, lo que significa que la impedancia de una caja acústica no esta constante siempre, sino que varía según la producción de la música. 

La importancia de la impedancia 

Lo que hay que tener en cuenta, es que el amplificador debe ser capaz de trabajar con las variaciones de impedancia que están presentes en las cajas acústicas, en el momento que la impedancia cae, el amplificador debe ser capaz de entregar más corriente y suministrar más potencia a los altavoces. 

De no prestar importancia a la impedancia la presión sonora fluctúa y el sonido será de mala calidad, si el amplificador no es capaz de acoplarse a las variaciones de la impedancia podría trabajar con sobrecarga lo que acortará su vida útil y además podría dañar alguno de los altavoces de la caja. 

El mejor amplificador debe ser capaz de aumentar drásticamente la entrega de corriente y duplicar la potencia cuando la impedancia cae a la mitad, aunque hay amplificadores que no cumplen estrictamente con estas condiciones pero el rendimiento de este equipo suele ser bueno, lo único que se puede hacer es prestar atención a las especificaciones del amplificador de la caja antes de comprarlo. 

Finalmente, lo recomendable no es que solo nos conformamos con conocer la impedancia de las cajas de sonidos, sino también cómo se comporta en régimen dinámico y elijamos el amplificador adecuado, eliminando así cualquier avería y logrando obtener un sonido de calidad. 

error: Content is protected !!