Lun. Sep 25th, 2023

Los sonidos están siempre presentes en nuestra vida, encontramos diferentes ruidos en nuestro entorno laboral, social, en el hogar, en fin, el ruido es parte de nuestro día a día. Por esta razón, los expertos en la salud, se han dado a la tarea de conocer cómo incluye el sonido en la salud, y los resultados no son tan positivos como se esperaba.

La salud auditiva en nuestros jóvenes

De acuerdo con los expertos, el 75% de la población de ciudades industrializadas, presentan algún grado de pérdida auditiva, debido a la exposición de sonidos de alta intensidad. En las grandes ciudades hay mucho ruido, como el que produce el tráfico, los aviones, los conciertos, las discotecas, por mencionar algunos ejemplos.

Pero, hay otro factor que está causan mucha preocupación en los profesionales de la salud, y es que nuestros jóvenes universitarios utilizan sus reproductores de música personales a volúmenes muy elevados.

Esta situación eventualmente traerá consecuencias negativas a estos jóvenes, porque la pérdida auditiva podría aparecer en edades tempranas. La intención no es evitar que las personas escuchen música, solo que tomen en consideración algunos cuidados para proteger su salud y la de los suyos.

En este sentido, los reproductores de música suelen ofrecer una salida automática de 85 dB, pero si el usuario decide incrementar el volumen, recibirá un aviso de parte del dispositivo cada 20 horas de escuchar música en esas condiciones, recordando que está escuchando el sonido en un rango peligroso para la salud.

Efectos del ruido en el canal auditivo

Los profesionales de la salud hacen referencia que un sonido a 65 dB, es un nivel óptimo, que no va a ocasionar daños a la salud auditiva. Con una exposición superior a 85 dB, ya existe el riesgo de una pérdida auditiva temprana, que podría convertirse en crónica. Y con exposiciones superiores a los 100 dB, existe el riesgo de pérdida de la audición de manera inmediata.

Existen diferentes tipos de lesiones en el oído, las cuales pueden ser temporales con una duración de minutos o días, pero si la exposición al ruido fuerte es constante, se podría sufrir una pérdida auditiva de manera permanente.

Este tipo de información es importante, porque muchos escuchan la música a volumen elevado, sin saber que en un futuro cercano, podrían perder el sentido de la audición, sin mencionar la larga lista de otros efectos negativos sobre la salud.

Otros efectos negativos del ruido sobre la salud

Aparte de la inevitable pérdida temprana de la audición, el ruido en exceso puede dar lugar a otros efectos negativos sobre la salud, los cuales se explicarán brevemente a continuación.

  • Problemas cardiovasculares. La persona puede desarrollar un incremento de la presión arterial con ruidos entre 85 y 90 dB.
  • Estrés. El ruido altera todo el sistema fisiológico del organismo, y puede tardar mucho tiempo en regresar a los niveles normales.
  • Depresión. Esta puede aparecer cuando la persona está expuesta al ruido entre 50 y 55 dB, durante toda la noche o más de 24 horas continuas.
  • Problemas para conciliar el sueño. La persona puede padecer de insomnio, se despierta con frecuencia durante la noche o se levanta a tempranas horas.
  • Problemas con el sistema nervioso. Este tipo de daño o efecto negativo se presenta con mayor frecuencia cuando el ruido se combina con agentes industriales, como metales pesados. También se puede presentar con algunos medicamentos como los empleados en las quimioterapias.

Por admin