Mar. Dic 6th, 2022

Desde el momento en que los científicos de antaño pudieron deducir cómo grabar y reproducir sonidos, amplificarlos para que pudieran viajar grandes distancias por medio de la corriente eléctrica sin perder la fidelidad del mismo, los especialistas que dedican su vida a esto han logrado concebir dispositivos capaces de mejorar el concepto mismo del sonido y la percepción de el.

Tal como los cerrajeros estudian durante años para ser tan buenos en su oficio, los sonidistas emplean sus conocimientos sobre el sonido, electricidad, electrónica, acústica, para diseñar dispositivos capaces de reproducir sonidos. Desde el nacimiento de la radio, hasta las podcast, series, e incluso el cine, cuenta con este tipo de profesionales.

Hoy no queremos hablarte de su profesión, ni de alguno en particular, sino de un logro tecnológico que dejará pasmados a los gigantes de la industria. Ponte los audífonos, escoge una lista de reproducción, y entérate del por qué escuchas las cosas como las escuchas ahora.

Los audífonos han evolucionado

Le debemos la existencia de este gadget tan indispensable al ingeniero electrónico Nathaniel Baldwin, en 1910. Se cuenta que los primeros audífonos nacieron de la necesidad; Nathaniel se encontraba en medio de una congregación religiosa (él, y su familia, eran mormones fundamentalistas) y no alcanzaba escuchar las letanías del sacerdote. Fue así como vino a su mente la idea de un dispositivo capaz de amplificar sonido por medio del aire comprimido. Los llamó “Baldy Phones”.

Su primer inversionista fue la Fuerza Naval de los Estados Unidos, Baldwin fabricó para ellos 100 unidades de su novedoso invento a pesar de  haber tenido problemas grandes para comercializarlo en una época donde los artículos novedosos no eran muy bien recibidos sin buena publicidad. Posteriormente, con el nacimiento del walkman y otros reproductores portables, al igual que la tecnología radial, la tecnología del sonido encapsulado que entregan los audífonos han dado saltos gigantezcos.

Actualmente, existen dispositivos que carecen de cables para conectarse. Gracias al nacimiento de la tecnología del Bluetooth es posible conectar los audífonos/auriculares a tu dispositivo reproductor. Otros, incorporan una ranura de memoria para reproducir los archivos de audio que estén almacenados ahí. Como ves, es un dispositivo que se hizo indispensable.

Nothing-Ear, el futuro del sonido

El mercado de los audífonos y auriculares se encuentra saturado, eso es una verdad irrefutable. No obstante, una empresa emergente como Nothing Ear está abriéndose paso entre los gigantes como Sony, Panasonic, Aiwa, Apple, en lo que se refiere al diseño y calidad de sus dispositivos. Desde la llegada de los AirPods y su novedoso diseño de interconección por medio del Bluetooth de la mano de Apple, toda la industria comenzó a incorporar esta tecnología en sus dispositivos.

Los Nothing Ear son unos audífonos inalámbricos, resistentes. Cuenta con un diseño novedoso que incorpora el uso de una cáscara plástica muy resistente y colores sólidos que brindan una sensación de un producto fuerte y robusto. En cuanto a su calidad de sonido, se puede decir que es bastante buena. Como toda tecnología emergente, tiene sus pequeños defectos. Sin embargo, a pesar de su precio, son un artículo por el que vale la pena invertir algo de dinero para tenerlos.

Una cosa compensa la otra; lo que le pudiera faltar en calidad de sonido lo tiene en resistencia, lo que pudiera sobrar en diseño, lo tiene en conectividad y rendimiento. Así que si te gustaron estos audífonos, y quieres probar algo nuevo, no dudes en darles una mirada. Recuerda que es una compañía que está iniciando, en el futuro podría dar grandes saltos y sorprenderte; tal como lo ha venido haciendo Elon Musk desde el nacimiento de Tesla.

Por admin

error: Content is protected !!