Sin título

AVM Ovation SA 8.2 + Ovation PA 8

AVM Ovation “EL GIGANTE DORMIDO”

Cada día estoy más convencido de que el futuro de la Alta Fidelidad está en las nuevas marcas. Hace tiempo que todo está cambiando, continuamente surgen nuevas firmas que sustituyen a las marcas míticas, y en poco tiempo el High End lo representan nombres que hasta ahora desconocíamos. Pero algo muy importante es cómo los usuarios perciben este cambio, al menos debe ser importante para las nuevas empresas, que imagino querrán una parte del pastel, pues suponen que sus componentes son “lo más” del mercado. Tengo algunos amigos que opinan que las grandes marcas, las que han perdurado en esta larga trayectoria de la Alta Fidelidad, son las que ofrecen los mejores productos y los más fiables, pues cuentan con excelentes equipos de ingenieros y con una larga trayectoria investigadora. Parte de razón llevan, pero yo no creo que sea del todo cierto. Pienso que a veces es mejor una idea revolucionaria, capaz de cambiar muchos de los planteamientos anteriores, de abrir un nuevo camino que se traduzca en una mejora palpable, antes que en un esquema ya usado y repensado. Sé lo que están pensando, lo mejor es una combinación de ambos, pero parece que eso es difícil, pues muchos de los responsables de esas marcas legendarias, han abandonado sus viejos puestos para fundar o dirigir su propia compañía y llevar a cabo sus ideas con total libertad. Dicho esto veamos lo que tenemos entre manos, un conjunto previo-etapa de una “nueva” marca, quizá sea de las innovadoras, eso habrá que verlo.

AVM 002

Audio Video Manufaktur es una marca alemana que lleva fabricando componentes de audio desde 1986. Actualmente se encuentra al frente de la compañía Udo Besser, ampliamente conocido en el mundo de la alta fidelidad por haber sido copropietario de Burmester. Con este bagaje de experiencia a sus espaldas, tenía claro que su objetivo era conseguir la mayor calidad de sonido posible y para alcanzar ese fin, condiciona incluso cualquier posible avance tecnológico de sus productos. Para ello, fundamenta la manera de trabajar de AVM en varios puntos clave. Algo muy a tener en cuenta es que AVM afirma fabricar todos los componentes en su propia planta alemana de Malsch y para aquellos que no pueden fabricar como tarjetas de PC, paneles frontales o transformadores, cuenta con proveedores cercanos de total confianza con los que llevan trabajando muchos años. De igual manera las válvulas de vacío se diseñan y fabricaba a medida para AVM con estrictos controles de calidad. Un acabado perfecto, donde se cuida a partes iguales diseño, calidad material, de fabricación y de acabados -incluidas espectaculares terminaciones en brillo-, rematan sus productos para que sean atractivos desde todos los puntos de vista.

AVM 001

Primeras impresiones

He de reconocer que no había escuchado ningún producto de esta marca y sinceramente creo que esto es positivo, pues voy a enfrentarme al análisis de unos componentes partiendo de cero, sin una opinión preconcebida sobre ella. Así pues, estaba yo en el trabajo cuando recibí la llamada del transportista para la entrega de los paquetes, cuál fue mi sorpresa cuando el pobre hombre me pidió ayuda para descargar uno de los bultos. La caja que contiene la etapa pesa unos 50 kg, pues el robusto embalaje contribuye lo suyo. Por este motivo el proceso de desembalaje y conexión debió esperar un día, pues necesitaba que un amigo me echase una mano para subir el material al tercer piso de mi casa. Sorprendente el embalaje de la etapa de potencia, una maleta rígida o flight case, totalmente acolchada en su interior, que se abre en dos piezas para poder manejar mejor el peso del amplificador. El preamplificador, así mismo viene bien protegido dentro de una caja de cartón de suficiente grosor.

AVM 046

Ambos componentes pertenecen a la serie Ovation, el escalón más alto de la marca alemana. Su estética sigue la tradición del diseño germano, resultando realmente imponente, sobre todo en el caso de la etapa SA8.2 una mole de 42 kg con una construcción impecable, sin tornillos a vista y gruesos paneles de aluminio anodizado. El previo PA8 sigue un diseño modular ya que parte de una placa fija a la que se pueden ir añadiendo diferentes módulos o tarjetas, creando así una gran cantidad de opciones, dos módulos de salida que pueden ser RCA o XLR y hasta ocho tarjetas de entrada. Entre las diferentes opciones pueden incluirse entradas XLR o RCA, un módulo fono MM/MC, un DAC, un sintonizador FM con RDS, y opcionalmente se puede incorporar una salida XLR con válvulas. El panel frontal cuenta con dos potenciómetros cromados, uno para el control de volumen y otro para la selección de fuentes, así como cinco pequeños pulsadores con los que manejar el menú debajo de la pantalla iluminada.

Páginas: 1 2 3 4

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR